fbpx
Empieza el 2021 apoyando el café gourmet colombiano
café gourmet colombiano

El café es el centro de una cultura que se gestó desde mediados del siglo XIX en varios departamentos de nuestro país. Su desarrollo creó nuevas tradiciones y actividades que dejaron huella en este territorio, que hoy es el segundo productor del grano más grande del mundo. Conoce aquí la importancia de apoyar el café gourmet colombiano.

Hagamos un recorrido histórico 

La identidad y la cultura cafetera en nuestro país inició en 1730, cuando los Jesuitas trajeron los primeros granos de café. Luego vino la primera exportación en 1835 con 2.565 sacos, el nacimiento de la Federación Nacional de Cafeteros el 27 de junio de 1927, la creación de Cenicafé en 1938 y la inauguración del Fondo Nacional del Café en 1940. 

A estos hechos le siguió la creación de la primera Cooperativa de Caficultores en Risaralda en 1958 y el inicio de Juan Valdez en 1959 y, por supuesto. Con el pasar de los años se consolidó una comunidad de cafeteros que con el pasar de los años se ha hecho más grande y sólida, llegando a todos los rincones del país. 

Paisaje cultural cafetero: Patrimonio de la Humanidad

Tal ha sido el auge del café en el país, que en el año 2011 el Paisaje Cultural Cafetero, conformado por las regiones de Antioquia hacia Caldas, Quindío, Risaralda y Valle del Cauca, fue declarado Patrimonio Mundial por la Unesco.

Y no es para menos, pues en estos territorios los caficultores trabajan en el cultivo, procesamiento y comercialización del café como un modo de vida.

Este paisaje, precisamente, ha dejado como herencia una serie de tradiciones que ahora forman parte de la rica identidad colombiana:

  • Artesanías: hechas con materiales locales como la guadua, el fique y los derivados de la caña. 
  • Gastronomía: platos originarios de la región cafetera, que se caracterizan por la preparación y la cantidad que se sirve en cada porción.
  • Iconos culturales: han surgido a partir del cultivo del café, hasta llegar a convertirse en verdaderos referentes de la cultura colombiana: la mula, el ‘yipao’ y, por supuesto, la figura del arriero que fue conocido gracias a Juan Valdéz.
  • Vestuario: la cultura cafetera también ha impuesto accesorios icónicos como el poncho, el carriel, la ruana y, en general, toda la indumentaria de un cafetero.

Nuestros caficultores, los protagonistas 

Vivimos en un territorio donde abundan las montañas, los suelos ricos en minerales y una temperatura privilegiada que conforman un conjunto ideal para el nacimiento del café. A esto se suma la arquitectura, la gastronomía y la gente, quienes por supuesto hacen parte de la cultura cafetera de nuestro territorio. 

Los campesinos que siembran, deshierban, podan, recolectan, despulpan, fermentan, lavan, secan, almacenan y venden el grano, son los principales protagonistas de esta historia. Ellos representan un legado de trabajo, disciplina, compromiso, reciedumbre y un millón de saberes que han pasado de generación en generación para que la cultura prevalezca. 

Son ellos, precisamente, quienes a lo largo de los años han obtenido un papel protagónico dentro de los campos y los pueblos cafeteros. A este grupo gestor de la actividad de Colombia y su café, le debemos todos esos granos de café que acompañan nuestras mañanas o que nos dan tanta alegría después del almuerzo. 

Y es que así como los caficultores se han dado a la tarea de crear empresas de producción y venta de café en grano y café molido, que se proyectan a futuro con innovación y estructura.

Ellos, en su mayoría, son hijos de familias cafeteras que quieren continuar con la tradición de sus ancestros. Viven en la Costa, Santander, Antioquia, la Sierra Nevada de Santa Marta, el Eje Cafetero, las montañas cundiboyacenses y el Cauca y su misión ha sido inyectar ideas nuevas con tecnología, calidad y variedad para promocionar el café gourmet colombiano.

Para este tipo de proyectos existen programas creados por la Federación Nacional de Cafeteros (FNC), como Idéate Café. “Para fomentar proyectos de vida en torno al café por una vida digna y sostenible en la caficultura, el programa de emprendimiento Idéate Café fortalece capacidades en los jóvenes para que construyan sus propias iniciativas de negocio y así evitamos que se vayan a la ciudad sin mayores posibilidades”, explica Claudia Rodríguez, Coordinadora de Familias Cafeteras con Equidad de Género y Empalme Generacional de la FNC.

colombia y su café

¿Por qué apoyar el café gourmet colombiano?

Porque a diario surgen cientos de negocios cuya misión está dada en ayudar a los caficultores a promocionar su producto y, sobre todo, a mostrar la calidad del grano que se cultiva en el país. 

En Café Bica trabajamos con más de 10 familias productoras, gracias a las cuales a diario podemos llevar a tu mesa el mejor café gourmet colombiano. Ubicados en diferentes regiones de Colombia, estos caficultores realizan un proceso increíble que hoy te queremos contar: 

Inicia con la recolección de los frutos del cafeto denominados “cerezas”, los cuales se seleccionan cuidadosamente grano a grano en el momento justo de maduración aprovechando la mayor concentración de dulzor. 

Una vez son recolectados,  empieza la segunda etapa de selección, en la cual se separan los granos flotantes, con poca densidad y que no alcanzaron su desarrollo completamente.

Los granos en buen estado entran en el proceso de despulpado y posteriormente fermentación las cuales van desde las 12 a 20 horas, tiempo justo en el cual los microorganismos a través de un proceso enzimático transforman los azúcares y los almidones en ácidos o alcohol.

Posteriormente, se lavan los granos para remover impurezas y llevarlos a camas africanas donde, con el sol y la energía del aire, se secan y se impide el desarrollo de microorganismos. Con el café seco en un rango de humedad entre el 10% y 12%, realizamos control de calidad sobre cada lote, con el objetivo de identificar y recomendar a nuestros aliados como seguir mejorando la calidad de sus cafés. 

Tostamos con frecuencia únicamente lotes con puntajes iguales o superiores a 83 puntos, lo hacemos a menudo para conservar la frescura y aprovechar al máximo  la extracción de todas las partículas al momento de preparar y disfrutar una buena taza de café.

¿Al final? ¡La magia está hecha! Y es ahí cuando podemos llevar café en grano y café molido a la puerta de tu casa para que te deleites con lo mejor del café gourmet colombiano y sus aromas y sabores únicos. 

¡Apoya a los caficultores y la labor que realizan! Con nosotros puedes aprender cuáles son las variedades de café que sembramos en el país y conocer más sobre los métodos de preparación y cómo lograr excelente resultados. 

suscribete al blog
Compartir:
0

TOP

X